El recurso ante la corte suprema fue presentado la víspera del inicio de los debates parlamentarios que pueden conducir a la destitución de la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda).

El recurso debe ser analizado por el magistrado Edson Fachin y en caso de ser admitido, podría llevar a la suspensión de la sesión en la Cámara de Diputados, en espera de una decisión definitiva por el plenario de la corte suprema.

El gobierno ve en los procedimientos legislativos "vicios que violan los principios del debido proceso legal (...) y de una amplia defensa", indicó la AGU en un comunicado.

"El proceso violó el derecho de defensa de la presidenta Dilma Rousseff", insiste el comunicado.

Por eso, envió un pedido de medida cautelar al Supremo Tribunal Federal (STF), "para anular el proceso de impeachment".

La Cámara sesionará a partir del viernes con la intención de votar el domingo una moción de destitución de Rousseff, acusada de haber manipulado las cuentas públicas en 2014, el año de su reelección, y a inicios de 2015.

El gobierno perdió en los últimos días a aliados de importancia y las encuestas dan una tendencia en aumento de los partidarios de la destitución, que se acercaban a los 342 votos necesarios (dos tercios de un total de 513 diputados) para aprobar la moción.

Rousseff niega haber cometido crímenes que puedan conducir a su destitución, y denuncia una tentativa de "golpe de Estado".

Según la AGU, Rousseff enfrenta "un verdadero proceso kafkiano, en el cual el acusado no consigue saber, con exactitud, de que se lo está acusando, ni tampoco el porqué".

El abogado general, José Eduardo Cardozo, advirtió que el recurso no excluye la presentación de otras medidas similares.

Esta presentación "no quiere decir que no vayamos a presentar otras acciones" legales, dijo en una conferencia de prensa en Brasilia.

 

PUB/IAM