El gobierno brasileño descartó la posibilidad de cancelar los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Rio de Janeiro en seis meses, a raíz de la epidemia de virus zika que azota al país y que encendió la alarma global por su potencial vínculo con malformaciones genéticas.

"Esa posibilidad no está en discusión, el gobierno brasileño está integralmente empeñado en garantizar que los Juegos Rio 2016 transcurran con seguridad y tranquilidad", dijo el ministro de Deportes, George Hilton, en una nota difundida el jueves por la noche.

En medio de un brote de zika que ha afectado al menos 1,5 millones de personas, Brasil reportó 404 casos de microcefalia desde octubre, algo que los científicos relacionan al virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti.

Especialistas también han asomado un posible vínculo del virus, hasta ahora considerado un "dengue leve", con el síndrome de Guillain-Barré, afección en la que el sistema inmunitario ataca el sistema nervioso y llega a producir parálisis en algunos casos.

"Los Juegos Rio 2016 se realizarán con total atención a la salud de todos los participantes de la mayor fiesta del deporte mundial", siguió el ministro.

¿Qué dice la OMS?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el lunes una emergencia sanitaria mundial por el aumento de casos sospechosos de microcefalia, pero insistió en que el gobierno, "no hizo en ningún momento alguna recomendación para que se eviten viajes por causa del zika" sino que fue "explícita en afirmar que no debe haber ninguna medida restrictiva de viajes o comercio por causa del zika".

La semana pasada, el jefe de gabinete de gobierno, Jaques Wagner, había recomendado a las embarazadas no viajar a Brasil durante los juegos para evitar riesgos. 

"Brasil está haciendo su parte y se ha movilizado en un intenso esfuerzo internacional para luchar contra la enfermedad", dijo Hilton.

Además, en coordinación con otros niveles de gobierno y el comité organizador de los Juegos, Brasil "asegurará el eficaz combate a los criaderos del Aedes aegypti", agregó.

El gobierno dispuso de 220.000 efectivos militares para lanzar la semana próxima en una megacampaña de prevención "casa por casa" en la que se repartirán panfletos y orientaciones a personas para evitar focos de reproducción del insecto. 

Los Juegos Olímpicos de Rio, los primeros organizados en Sudamérica, se celebran del 5 al 21 de agosto, en pleno invierno austral, cuando las lluvias disminuyen e históricamente la incidencia de enfermedades como el dengue, transmitida por el mosquito del zika.

PB/MC