La suspensión de Rousseff deja la inauguración de los Juegos en manos de su vicepresidente, Michel Temer, de 75 años, que se despegó de quien fue su compañera de fórmula en dos elecciones para articular un arco opositor que la empujó al abismo de la destitución.

La semana pasada se dio a conocer que ni Rousseff ni su antecesor Luiz Inacio Lula da Silva - que lucharon para que Rio de Janeiro acogiera los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica - acudirán a la ceremonia inaugural en el mítico estadio carioca Maracaná.

En una entrevista para el diario español El Mundo, Rousseff aseguró que se siente "la Cenicienta" de los Juegos Olímpicos, por haber sido invitada a la apertura y no poder presidir la ceremonia.

"Imagina que vas a dar una fiesta, trabajas durante varios años para la fiesta, montas las condiciones, colocas la iluminación, llamas a la prensa... Y el día de la fiesta alguien llega, toma tu lugar y se apropia de la fiesta", expresó.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos Río 2016 planifican una operación para sofocar posibles abucheos contra el presidente interino Michel Temer, por los presentes en la ceremonia de apertura del evento deportivo, que se realizará en el Maracaná, el 5 de agosto, según reseña Folfa de S.Paulo.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, aseguró estar "preparadísimo" para los eventuales abucheos que pueda recibir cuando encabece la apertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016 el próximo viernes.

"Estoy preparadísimo. Como decía (el escritor brasileño) Nelson Rodrigues, en el Maracaná se abuchea hasta el minuto de silencio. Estoy preparadísimo, no tengo la menor duda sobre eso", declaró Temer en una entrevista el viernes con el diario Zero Hora de la ciudad de Porto Alegre (sur).

De acuerdo con la periodista Patricia Campos Mello, la organización, poco después de que Temer hable en el inicio de la apertura, aumentará el volumen de una canción o sonido de fondo efecto en el estadio con el objetivo de evitar que las estaciones de televisión capten una posible situación embarazosa con burlas o insultos públicos contra el dirigente.

Temer participará por medio de una limitada frase: "Declaro abiertos los Juegos de Río, la celebración de la 31 Olimpiada de la era moderna", puesto que no debe durar más de diez segundos.

La aparición de los Jefes de Estado, en este caso un presidente interino, es una tradición de la ceremonia de apertura.

 

PUB/IAM