El ex primer ministro británico Gordon Brown asumió este lunes el liderazgo de la campaña laborista a favor de la Unión Europea justo cuando crece la perspectiva de un 'brexit', como reflejaron las bolsas.

Dos sondeos del referéndum del 23 de junio aparecidos este fin de semana dieron ventaja a los partidarios del 'brexit', cuyos mantras son la recuperación de la soberanía perdida y el freno a la inmigración de Europa.

La media de los últimos seis sondeos elaborada por la página WhatUKThinks daba el lunes un empate y el temor creciente al 'brexit' se apoderó de las bolsas, que este lunes sufrieron caídas en todo el mundo.

Además, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió, en unas declaraciones al periódico alemán Bild, que teme que la salida "significaría no sólo el inicio de la destrucción de la UE, sino también de la civilización política occidental en su totalidad".

La campaña ha sido hasta ahora una batalla entre conservadores, encabezados de un lado por el primer ministro David Cameron, defensor de la permanencia, y por el ex alcalde de Londres Boris Johnson, partidario de salir, del otro.

La pasividad del líder laborista, Jeremy Corbyn, despertó inquietud y desembocó en la irrupción de Brown, como la que protagonizó en el referéndum de independencia de Escocia de 2014, que tuvo, según todos los observadores, un papel clave en la victoria del "no".

"El Reino Unido lideró a Europa contra el fascismo, el Reino Unido creó la Convención europea de derechos humanos, el Reino Unido lideró los esfuerzos para persuadir al este de Europa que se integrase en la Unión Europea, el Reino Unido siempre ha liderado cuando las cosas se ponían difíciles en Europa, y creo que es el momento de volver a ser líderes", dijo este lunes en la radio BBC el que fue primer ministro entre 2007 y 2010.

Brown restó dramatismo a la llegada de miles y miles de inmigrantes europeos, una de las inquietudes principales de los viejos votantes laboristas y bandera de enganche de la campaña 'brexit'.

"No es una inmigración descontrolada", aseguró. "Hay gente cualificada que llega a este país y a los que las empresas están desesperadas por dar empleo", recordó Brown, de 65 años.

El ex primer ministro británico Gordon Brown asumió este lunes el liderazgo de la campaña laborista a favor de la Unión Europea justo cuando crece la perspectiva de un 'brexit', como reflejaron las bolsas.

Dos sondeos del referéndum del 23 de junio aparecidos este fin de semana dieron ventaja a los partidarios del 'brexit', cuyos mantras son la recuperación de la soberanía perdida y el freno a la inmigración de Europa.

La media de los últimos seis sondeos elaborada por la página WhatUKThinks daba el lunes un empate y el temor creciente al 'brexit' se apoderó de las bolsas, que este lunes sufrieron caídas en todo el mundo.

Además, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió, en unas declaraciones al periódico alemán Bild, que teme que la salida "significaría no sólo el inicio de la destrucción de la UE, sino también de la civilización política occidental en su totalidad".

La campaña ha sido hasta ahora una batalla entre conservadores, encabezados de un lado por el primer ministro David Cameron, defensor de la permanencia, y por el exalcalde de Londres Boris Johnson, partidario de salir, del otro.

La pasividad del líder laborista, Jeremy Corbyn, despertó inquietud y desembocó en la irrupción de Brown, como la que protagonizó en el referéndum de independencia de Escocia de 2014, que tuvo, según todos los observadores, un papel clave en la victoria del "no".

"El Reino Unido lideró a Europa contra el fascismo, el Reino Unido creó la Convención europea de derechos humanos, el Reino Unido lideró los esfuerzos para persuadir al este de Europa que se integrase en la Unión Europea, el Reino Unido siempre ha liderado cuando las cosas se ponían difíciles en Europa, y creo que es el momento de volver a ser líderes", dijo este lunes en la radio BBC el que fue primer ministro entre 2007 y 2010.

Brown restó dramatismo a la llegada de miles y miles de inmigrantes europeos, una de las inquietudes principales de los viejos votantes laboristas y bandera de enganche de la campaña 'brexit'.

"No es una inmigración descontrolada", aseguró. "Hay gente cualificada que llega a este país y a los que las empresas están desesperadas por dar empleo", recordó Brown, de 65 años.

 

PUB/IAM