Guinea, el país de África occidental donde se inició la epidemia de ébola más grave jamás registrada, quedó libre de la transmisión de esta enfermedad, anunció este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Hoy la Organización Mundial de la Salud declara el final de la transmisión del virus del Ébola en la República de Guinea", anunció la agencia de la ONU en un comunicado.

Han transcurrido 42 días, es decir dos periodos de incubación, desde que la última persona infectada diera negativo por segunda vez en el test de detección, señaló la OMS.

"Guinea entra ahora en un periodo de vigilancia reforzada de 90 días para poder identificar rápidamente cualquier nuevo caso e impedir así la propagación del virus", agregó.

"La OMS felicita al gobierno de Guinea y a su pueblo por haber logrado detener la epidemia de ébola en su país, que es un logro importante", afirma en el comunicado el doctor Mohamed Belhocine, representante de la OMS en Guinea.

La epidemia de ébola en África occidental, la más grave desde que se identificó el virus en África central en 1976, comenzó en Guinea a finales de 2013.

Desde entonces, la epidemia dejó más de 11.300 muertos, de 29.000 casos censados, concentrados al 99% en tres países limítrofes: Guinea, Sierra Leona, declarada libre de ébola el 7 de noviembre, y Liberia, donde se anunció dos veces el fin de la epidemia, en mayo y en septiembre, antes de resurgir.

 

PUB/IAM