El Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla de Colombia, anunció hoy un cese de acciones ofensivas para facilitar la participación de los colombianos en el plebiscito del próximo 2 de octubre, en el que se refrendará el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.

"Para despejar dudas de que nosotros seamos unos obstáculos al proceso de refrendación o al plebiscito, nuestra disposición es que no haya un accionar ofensivo del ELN en esos días, para facilitar la participación de la gente", afirmó Pablo Beltrán, integrante del Comando Central de esa guerrilla a la radio clandestina Patria Libre.

Beltrán aclaró vía Twitter que la medida adoptada será un cese de acciones ofensivas "no defensivas".

De esta manera el grupo insurgente responde a la petición que le había hecho la ONG colombiana Misión de Observación Electoral (MOE) para que declararan un cese el fuego antes y después del plebiscito.

La directora de la MOE, Alejandra Barrios Cabrera, había manifestado además que "el cese de hostilidades podría entenderse como un mensaje positivo" frente a un futuro inicio de negociaciones entre este grupo y el Gobierno.

Al referirse al acuerdo que el Gobierno firmará mañana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Beltrán aseguró que el hecho de que hagan algunas críticas no quiere decir que sean "un obstáculo para esos acuerdos ni para el proceso que han desarrollado los compañeros de las FARC".

Agregó que van por el mismo camino aunque por carriles diferentes.

"Pero vamos en la misma dirección y en el mismo camino", complementó.

Cartagena de Indias será escenario mañana de la firma del acuerdo de paz alcanzado por el Gobierno colombiano y las FARC luego de casi cuatro años de negociaciones en La Habana.

El pasado 30 de marzo, el ELN y el Gobierno colombiano anunciaron en Caracas el inicio de una fase pública de diálogos de paz, cuya apertura ha sido condicionada por el Ejecutivo a la solución de algunos "temas humanitarios", entre ellos el fin de los secuestros.

"Estamos completando seis meses de congelamiento, porque el Gobierno se inventó una etapa entre la fase confidencial y pública y de varias maneras ha intentado modificar los acuerdos", advirtió Beltrán.

PUB/SQM