El pirata informático Andrés Sepúlveda asegura que ayudó al presidente de México, Enrique Peña Nieto, a ganar las elecciones de 2012 e intervino en los comicios de otros países, como Colombia, México, Panamá y Venezuela, en declaraciones a Bloomberg Businessweek.

"Mi trabajo era hacer acciones de guerra sucia y operaciones psicológicas, propaganda negra, rumores, en fin, toda la parte oscura de la política que nadie sabe que existe, pero que todos ven", indica el hacker colombiano en una extensa entrevista con la revista estadounidense.

Sepúlveda, que cumple una condena de diez años de cárcel en su país, explica que ayudó a manipular las elecciones de nueve países de Latinoamérica mediante el robo de datos, la instalación de programas malignos (malware) y la creación de burlas en las redes sociales.

Los países a los que alude son Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala y Venezuela.

El pirata informático, de 31 años e ideológicamente cercano a la derecha, dice haber viajado durante ocho años a través del continente americano manipulando las principales campañas políticas.

En la actualidad, el hacker cumple una condena de 10 años de cárcel en Colombia por los delitos de uso de software malicioso, conspirar para delinquir, violación de datos y espionaje vinculados a las elecciones de ese país en 2014.

En su entrevista con Bloomberg Businessweek, Sepúlveda asegura que el trabajo realizado para la campaña de Peña Nieto fue de lejos "el más complejo" que hizo y que costó 600.000 dólares.

Con el fin de ayudar a Peña Nieto a obtener la victoria, Sepúlveda supuestamente encabezó un equipo de seis hackers que robaron estrategias de campaña, manipularon redes sociales para crear falso entusiasmo e instalaron spyware (programa informático espía) en las sedes de campaña de la oposición. 

PUB/NL