La revista The Atlantic publicó un video de una conferencia de la alt-right, una organización difusa que sigue ideas de nacionalismo blanco, en la que los presentes utilizan saludos nazis y celebran la victoria de Trump.

"¡Heil Trump, heil nuestra gente, heil victoria!". Con este saludo hitleriano, Richard B. Spencer, el líder supremacista blanco de la autodenominada derecha alternativa de EEUU, se dirigió el sábado a una audiencia de 200 personas reunidas en el Ronald Reagan Building, en Washington, durante la conferencia anual del National Policy Institute. Este 'think tank' derechista se describe a sí mismo como "una organización independiente dedicada a la herencia, la identidad y el futuro de la gente de ascendencia europea en EEUU, y en todo el mundo".

 Spencer se ha descrito como uno de los líderes de la alt-right, y ha dicho que su sueño es "una nueva sociedad, una etno-nación que fuera un punto de encuentro de todos los europeos", reporta The Atlantic. El lider nacionalista además ha llamado a "una limpieza social pacífica", según la revista.

Spencer dijo durante la conferencia que “Estados Unidos era hasta la generación pasada un país blanco diseñado para nosotros y para nuestra prosperidad. Es nuestra creación, nuestra herencia, y nos pertenece a nosotros".

Desde que Donald Trump comenzó su campaña ha aumentado el porcentaje de estadounidenses que dicen que las relaciones raciales están empeorando en Estados Unidos. En una encuesta realizada en abril por la cadena CBS News, casi la mitad de los consultados admitió esa problemática. El mayor incremento fue entre los republicanos: el 60 por ciento dijo que las relaciones raciales estaban peor que antes.

Sin embargo, otros están eufóricos.  En concreto, los grupos de nacionalistas blancos que ven en Trump un representante que estimula sus ideas. Ellos lo aclaman como el hombre que ha logrado que millones de estadounidenses blancos entiendan que la raza les debe importar tanto como a todos los demás. Los activistas dicen que él ha liberado a los estadounidenses para que digan lo que realmente piensan.

Según Spencer, Trump “llevó la política de identidad de la gente blanca a la esfera pública como nadie lo había hecho”.

 

PUB/IAM