Choques registrados este miércoles entre policías y trabajadores de fábricas en Bolivia, durante protestas contra varias leyes y decretos del presidente Evo Morales, dejaron decenas de heridos y detenidos, informaron diferentes fuentes.

Los incidentes se produjeron en la ciudad de Cochabamba, 400 km al este de La Paz, donde la policía utilizó bombas lacrimógenas para despejar una importante carretera en el centro del país que había sido bloqueada por obreros desde la mañana.

En la operación de despeje "cuatro policías resultaron heridos, porque se utilizaron piedras contra la humanidad de los policías", dijo en rueda de prensa el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero.

El dirigente sindical fabril Angel Camacho aseguró por separado a periodistas que "existen más de 60 detenidos y varios compañeros heridos por estos cobardes policías".

Durante el primero de tres día convocados a movilización en Bolivia las manifestaciones se extendieron en La Paz, Potosí y Cochabamba.

La Central Obrera Boliviana (COB) solicitíó al Defensor del Pueblo medie con el Gobierno en busca de un acuerdo por el cierre de la Empresa Pública Nacional Estratégica de Textiles (Enatex). 

 

PUB/SVM