Dos jóvenes sospechosos de crear un perfil de un falso terrorista en Twitter y desde allí amenazar al presidente argentino Mauricio Macri y de poner bombas en la Casa Rosada fueron detenidos la madrugada del sábado, informaron las autoridades.

"Todo hecho intimidatorio y amenazante no es una broma", dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en una rueda de prensa en la que confirmó la detención de "dos personas que habían estado intimidando a la Nación", dijo.

A los jóvenes, dos amigos de 21 años, se los acusa de "intimidación pública" y fueron detenidos en un operativo en una casa del barrio capitalino de Villa Ortúzar, de clase media.

Allí fueron incautadas computadoras, teléfonos y otros dispositivos, según la división de cibercrimen de la Policía Metropolitana.

La ministra insistió en la necesidad "de transmitirle a la gente tranquilidad", tras haber admitido que "en principio, no parece una amenaza real".

"No va a haber impunidad, no es gratis amenazar", afirmó la ministra.

Nora Donda, madre de uno de los detenidos, dijo que su hijo es inocente y se manifestó "indignada" porque durante el allanamiento la policía hizo "un desastre" en la casa del amigo de su hijo.

En declaraciones al canal Crónica TV, Donda aseguró que los tuits fueron "un disparate, una irresponsabilidad de dos estúpidos que no tenían nada que hacer".

"Mi hijo es un chico normal, educado, que estudia, tiene amigos y va a bailar. Está siempre en la compu jugando al GTA", afirmó la madre.

La cuenta creada el viernes es @HassanAbuJaaf y tiene amenazas escritas en árabe, acompañadas por hashtags como #PrayForArgentina (Recen por Argentina) o #OpenFireInArgentina (Abran fuego en Argentina).

Los jóvenes son también sospechosos de amenazar con poner bombas en espacios públicos.

Los mensajes llevan fotos de la Casa Rosada, así como de espacios públicos como el interior de un metro de Buenos Aires y de un avión, así como la fachada de un muy concurrido centro comercial de la capital argentina.

Además, en una foto que muestra explosivos, está arrobado el presidente Mauricio Macri.

"En principio son dos muchachos aburridos que querían generar algún tipo de caos. Tenemos que ver qué los motivó (a amenazar)", dijo el titular de la división de cibercrimen, Carlos Rojas, al canal de noticias TN.

 

PUB/AOS