Hace poco, tan solo unos días, Mattel reveló una serie de muñecas Barbie más cercanas a las mujeres reales, bajitas y hasta con curvas, rompiendo así los estereotipos de rubias y delgadas con el que la marca se caracterizaba.

Sin embargo, según Adam, faltaba representar a la mujer musulmana con hijab (velo que cubre la cabeza y el pecho) y con el complemento de la abaya (túnica larga hasta los pies).

Esta nigeriana de 24 años espera que, con esta nueva muñeca que ya es muy popular en redes sociales, los seguidores de Mahoma se sientan identificados.

"Me hizo pensar en cómo me gustaría ver en realidad una muñeca vestida", dijo Haneefah. "Estaba dándole vueltas a la idea durante unos tres meses, mientras yo todavía estaba estudiando para mi maestría en el Reino Unido. Cuando regresé a Nigeria, fui al centro comercial, compré una muñeca” y fue en ese momento donde nació esta idea, agregó.

Adam planea ahora empezar a comercializarlas. Por el momento, crecen y crecen sus seguidores en Instagram, donde ya supera la cifra de 20.000.

PUB/IAM