La Convención Nacional Demócrata consagró este martes a Hillary Clinton como candidata del partido a la presidencia de Estados Unidos. La ex secretaria de Estado estará el 8 de noviembre compitiendo con Donald Trump, el candidato republicano.

Finalmente, los delegados demócratas confirmaron en primera vuelta a Clinton candidata por el Partido Demócrata, sin que se alcanzara a llegar a una segunda ronda de votaciones, donde los delegados quedan en libertad de acción y pueden votar por quien quieran. Ese era el escenario más temido por Clinton.

Al final de la ronda de votación, Hillary tenía 2.814 delegados de un total de 4.763. Necesitaba 2.383 para lograrlo.

Termina así una discusión que había crispado el ambiente demócrata. Los seguidores de Sanders presionaron hasta el final para que fuera el senador el candidato oficial del partido, luego de que los casi 20.000 correos electrónicos que filtró Wikileaks el viernes pasado mostraran las estrategias de la cúpula demócrata para boicotear la campaña de Sanders. Esto provocó la renuncia de la presidenta del Consejo Demócrata, y una disculpa pública por parte del partido hacia Bernie ayer, en el inicio de la Convención.

Sanders, el sanador
Bernie Sanders, quien eligió no tomarse la situación como personal en esta instancia decisiva, mostró en todo momento su apoyo a la ex secretaria de Estado, llamando a los suyos a hacer lo mismo. “Basado en sus ideas y su liderazgo, Hillary Clinton debe convertirse en la próxima presidenta de Estados Unidos”, dijo la noche del lunes durante su presentación en la Convención, antes de nombrar todas las áreas en las que ella ha tomado posturas progresistas. “Ella entiende que una persona que trabaja 40 horas semanales no debiese vivir en la pobreza”, apuntó.

Fue precisamente Sanders, representando al estado de Vermont del cual es senador, quien presentó la moción de declarar a Clinton la candidata presidencial del Partido Demócrata. “Presento la moción de suspender las reglas del procedimiento. Presento la moción de que todos los votos de los delegados sean reflejados en las actas, y presento la moción de que Hillary Clinton sea escogida como la nominada del Partido Demócrata para presidente de los Estados Unidos”, dijo. La moción fue aprobada por aclamación.

Ahora será ella quien, con el programa más progresista que se le haya visto a una candidatura demócrata en décadas, compita el 8 de noviembre contra un Donald Trump que pretente instaurar un proteccionismo y un aislasionismo en base a políticas que no se ven en Estados Unidos desde hace siglos, desde la época del a Guerra de Secesión (1861-1865).

PUB/FHA