La candidata demócrata habló por primera vez tras la derrota electoral que sufrió ante el magnate Donald Trump.