Horas antes de que concluya un postrero "súper martes" en las primarias estadounidenses, Hillary Clinton habría recibido promesas de suficientes delegados para asegurarse la nominación demócrata.

Así lo indica un recuento realizado por la agencia AP. Ese resultado permitirá a la ex secretaria de Estado convertirse en la primera mujer que postula a la presidencia como candidata de uno de los grandes partidos de ese país.

Clinton habría alcanzado la cifra necesaria un día antes de que seis estados, entre ellos California, donde Clinton ha hecho una vigorosa campaña, realicen las primarias demócratas, ocho años después de que ella perdiera la batalla por la nominación ante Barack Obama.

"Este es un hito importante, pero hay seis estados que votarán el martes con millones de personas acudiendo a las urnas, y Hillary Clinton está trabajando para ganar cada voto", dijo su jefe de campaña, Robby Mook, en un comunicado.

"Esperamos hasta el martes en la noche, cuando Hillary Clinton asegure no sólo una victoria en el voto popular, sino también la mayoría de los delegados comprometidos", agregó.

En la acera de enfrente la espera desde hace un mes su adversario republicano: el magnate inmobiliario Donald Trump.

Impulsada con victorias en los territorios de Islas Vírgenes y Puerto Rico el fin de semana, Clinton necesitaba pocos delegados para llegar a la meta de 2.383 necesaria para la investidura partidista.

El senador por Vermont Bernie Sanders, en tanto, marcha 800 delegados detrás, pero se ha negado a arrojar la toalla.

En tanto, la ex primera dama admitió, ante seguidores en un mitin en español e inglés en el poblado preeminentemente latino de Lynwood, que "estaría profundamente honrada y sobrecogida" si el martes se torna en el "día de Hillary".

 

PUB/FD