Una candidata fue elegida en la región de La Meca (oeste) en las primeras elecciones abiertas a las mujeres, como electoras y candidatas, en la ultraconservadora Arabia Saudí, anunció el domingo la Comisión Electoral local.

Salma Bent Hizab Al Oteibi ganó un escaño en el Concejo Municipal de Madrakah, localidad de la región de La Meca, primer lugar santo del islam, precisó el presidente de la Comisión Electoral, Usama Al Bar, al comunicar los primeros resultados del escrutinio municipal a la agencia oficial SPA.

En el último país del mundo en negar el derecho de voto y candidatura a sus ciudadanas, se celebraron el sábado elecciones municipales

Arabia Saudita, regida por una versión rigorista del islam, es uno de los países más restrictivos del mundo para las mujeres, que no tienen derecho a conducir y necesitan el visto bueno de un hombre para trabajar o viajar.

El sábado, los votantes eligieron entre 6.000 hombres y 900 mujeres autorizadas a presentarse por primera vez. Todas ellas aspiran a un escaño en las 284 asambleas municipales, las únicas compuestas por representantes electos pero con poder limitado.

En su circunscripción, Salma Bent Hizab Al Oteibi competía con siete hombres y dos mujeres, según Usama Al Bar.

"La participación de las mujeres en los Consejos Municipales" atestigua entre otras cosas "la preocupación y el interés del Estado para implicar más a estos Consejos en el desarrollo del país", añadió el presidente de la Comisión Electoral local.  

 

PUB/IAM