Un padre en Fresno, California, recibió mil 503 años de prisión como sentencia por haber violado a su hija adolescente durante cuatro años