La incertidumbre reinaba el sábado en Reino Unido tras la decisión de la Alta Corte de otorgar al parlamento un derecho de voto sobre el Brexit, lo que generó cólera y violentos ataques de parte de los partidarios del divorcio con la Unión Europea.

Los tres jueces de la Corte infligieron un serio revés al gobierno conservador al estimar el jueves que los diputados debían pronunciarse sobre la activación del proceso de salida de la UE.

Ello causó el enojo de varios "Brexiters", preocupados por las trabas que ello puede poner a la separación con la UE, pero también entre la prensa euroescéptica: el tabloide Daily Mail no dudó en presentar a los tres magistrados como "enemigos del pueblo".

Este tipo de retórica "amenaza la independencia de nuestra justicia" se lamentó este sábado Bob Neill, presidente conservador de la Comisión de Justicia de la Cámara de comunes, en el Times.

"Los miembros del gobierno, empezando por la primera ministra (Theresa May) deben ahora indicar claramente que la independencia de la justicia es fundamental para el funcionamiento de nuestra democracia", añadió, mientras el propio diario Times lamentaba, en un editorial, la existencia en el país de "un olor a Berlín de los años 30".

- 'No en mi nombre' -

"¿Qué mensaje estamos mandando al resto del mundo? Probablemente el de una nación que corre el riesgo de extraviarse" afirmó por su lado la exsecretaria de Estado  conservadora Anna Soubry.

"Ya es hora que acabar con esto, de decir +no en mi nombre+ " declaró en el Guardian, diario que exhorta igualmente al gobierno a "defender" a la institución judicial.

Este enésimo vuelco desde el referéndum sobre la UE del 23 de junio supone un nuevo escollo para Theresa May, que dio claramente a entender que activaría antes de fines de marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa que lanza el procedimiento de divorcio con la UE, y ello sin pasar por el Parlamento.

El ejecutivo reaccionó de inmediato al anunciar que apelaría ante la Corte suprema, y May advirtió  además que conservaba "sin cambios" su calendario, en conversaciones telefónicas con la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande, entre otros líderes europeos.

Pero la decisión de la Alta Corte, si fuera confirmada por la Corte suprema, puede provocar debates parlamentarios interminables que retrasarían la aplicación del Brexit y pesarían en las negociaciones entre Londres y Bruselas.

-¿ Elecciones anticipadas ? -

Como se esperaba, la posibilidad de elecciones anticipadas ha emergido en las últimas 48 horas, una hipótesis "abiertamente tratada" en el seno del gobierno, según el  Telegraph.

"El problema es que hay una mayoría pro-Brexit en el país y una mayoría a favor de la permanencia (en la UE) en el parlamento" declaró un miembro del gobierno, citado por el diario y que requirió el anonimato.

"Teniendo en cuenta la sentencia de la corte y la posibilidad de que no ganaremos en apelación (...) estoy abierto a la idea de elecciones anticipadas" añadió.

En la oposición, el jefe del partido laborista Jeremy Corbyn dijo el sábado que esta decisión revela "la necesidad para la primera ministra de presentar sin más espera" ante el parlamento su estrategia para salir de la UE.

 

PUB/IAM