El candidato republicano Donald Trump entregó ayer una copia de su historial médico al presentador Mehmet Oz, durante un programa grabado de "The Dr. Oz Show" y que se emitirá este jueves, y en ellos se refleja un ligero sobrepeso y que toma medicación para controlar el colesterol.

Según una asesora de la campaña del magnate, Sarah Huckabee, Trump goza de buena salud aunque podría perder un poco de peso, ya que actualmente pesa unos 120 kilos.

Detalles del examen fueron conocidos durante la grabación de la entrevista para el programa. Varios asistentes indicaron que Trump admitió su sobrepeso y que quiere perder de 15 a 20 libras (entre 7 y 9 kilos). También se supo que Trump toma medicamentos para controlar su colesterol.

Por su parte, la demócrata Hillary Clinton, que lleva cuatro días reposando por una neumonía, publicó este jueves un nuevo y detallado examen médico en que su doctora personal asegura que está "sana y apta para ser presidenta".

Pese a las palabras de Lisa Bardack,doctora de Hillary,  Trump, que durante meses ha insistido en que Clinton tiene problemas de salud que la incapacitan para el cargo de presidenta, volvió a mencionar el episodio del vahído durante un acto en Ohio. "No lo sé amigos, ¿ustedes creen que Hillary Clinton es capaz de estar aquí de pie durante una hora y hacer esto? Yo no lo sé. No lo creo", ironizó el magnate neoyorquino.

PUB/IAM