"Una campaña de investigaciones subamarinas se iniciará en los próximos días con la llegada a la zona del accidente del barco hidrográfico 'Laplace' de la Marina francesa", indicó la francesa BEA, que participa en la investigación con las autoridades egipcias, en un comunicado.

Dos investigadores de la BEA están a bordo de la nave, que atracó este jueves en Porto Vecchio (Córcega).

El barco está equipado con un sistema especializado en localizar cajas negras, precisó. Se trata de tres Detector 6000 de la sociedad francesa Alseamar, un "sistema de inmersión para escuchar y localizar la señal" de las cajas negras que traen los registros del vuelo.

La BEA precisó que serán las autoridades egipcias, encargadas de la investigación de seguridad, las "que pilotarán las operaciones de investigaciones submarinas", con su asistencia técnica.

Se trabaja ya para completar esta operación con otro barco dotado con un robot submarino de exploración y de medios adaptados a la gran profundidad de esta zona de investigación, calculada en 3.000 metros.

El vuelo MS804, que hacía la ruta entre París y El Cairo, cayó al mar por una razón desconocida el jueves pasado entre Creta y la costa norte de Egipto con 66 personas a bordo, entre ellas 30 egipcios y 15 franceses.

Entre las víctimas figuran también dos iraquíes, dos canadienses, así como ciudadanos de Argelia, Bélgica, Reino Unido, Chad, Portugal, Arabia Saudí y Sudán.

La tripulación era de siete personas y tres agentes de seguridad.

 

PUB/IAM