Un caballo de carreras sería ejecutado en los próximos días en Arabia Saudita debido a su preferencia sexual.

El animal, avaluado en US$12 millones, fue descubierto teniendo relaciones íntimos con otro equino del mismo sexo, por lo que recibirá el mencionado castigo.

El príncipe saudí Alwaleed bin Talal es el dueño del caballo y quien tomó la decisión, pese a que el animal llamado Al-Hadiye lo ha hecho ganar más de US$6 millones la última temporada en carreras del Campeonato Nacional de Arabia Show y la Qatar Internacional Arabian Horse Show.

Este hecho ha generado el rechazo de diversos sectores y organizaciones en defensa de los animales, por lo que el equino fue aislado para evitar inconvenientes.

PUB/CM