El mandatario, convertido en un muñeco sonriente que agita las manos como alas al saltar entre urna y urna, tiene que "contar" los puntos de este sencillo juego de plataformas "Evo de nuevo???".

El videojuego ha hecho furor entre miles de bolivianos a dos meses del referéndum convocado para el 21 de febrero con el propósito de cambiar un artículo de la Constitución para que Morales pueda optar a un cuarto mandato consecutivo en los comicios de 2019.

Sea Sí, No, nulo o blanco, cada urna que toca Morales le impulsa hacia arriba, mientras tiene que esquivar pollos y botellas de Coca-Cola para no ser derribado.

El objetivo es subir con el personaje o, mejor dicho, no caer, aunque el resultado final marca los apoyos y los rechazos a la estrategia del mandatario para continuar en el poder.

Uno de los creadores de la aplicación y responsable de la empresa Mono Con Cuchillo (MCC), Gerick Toro, explicó a Efe la conexión entre la política y la dinámica del juego: "Evo siempre quiere subir al poder".

Los socios de MCC, de entre 27 y 31 años, encontraron un filón de público en un país en plena campaña política.

"Se puso de moda con el referéndum", apuntó Daniel Revilla, diseñador gráfico y otro de los responsables de la empresa, que recuerda que las redes sociales están llenas de grupos de discusión y apoyo a una y otra de las opciones que se votarán.

No obstante, insistieron en que el juego es "imparcial", ya que las urnas que aparecen alternan al azar entre el Sí y el No.

Hasta la fecha el juego cuenta con aproximadamente 14.000 descargas y unos 8.500 jugadores regulares.

Según los creadores, al principio el juego tenía más descargas y "feedback" entre los partidarios de Morales, quizás porque el nombre no se entendió bien.

El juego se llama "Evo de nuevo", pero con interrogaciones.

También reconocen que el presidente caricaturizado despierta las críticas de los seguidores más acérrimos del mandatario.

"Solo hemos hecho un personaje ameno, los personajes de los juegos son caricaturas", defendieron los creadores.

Los "enemigos" del presidente, pollos y coca-colas, también tienen su trasfondo satírico porque aluden a dos frases del mandatario que causaron polémica, dijo otro socio del grupo, Víctor Sanjinés,

En 2010, Morales tuvo que pedir perdón a la comunidad homosexual días después de asegurar que la comida transgénica, y en particular la carne de pollos "alimentados con hormonas femeninas", causaba "desviaciones" en la orientación sexual de los hombres.

En la misma ocasión, durante una cumbre internacional de movimientos sociales en Tiquipaya (Cochabamba, centro de Bolivia), lamentó que en Bolivia se bebiese Coca-Cola y aseguró que los fontaneros del país la usan para destapar tuberías.

Sanjinés, Revilla, Toro y Alexey Urquizu, el cuarto socio de MCC, iniciaron su andadura juntos en la creación de videojuegos tras un evento de programación auspiciado por la alcaldía de La Paz hace dos años, donde diseñaron un videojuego en 48 horas.

Tras el "Hackatón", la publicación del juego gratuito sobre el presidente les ha hecho aparecer en lo más alto de la lista de éxitos de aplicaciones gratuitas para el sistema operativo Android en Bolivia.

Su próximo lanzamiento tendrá otro protagonista político: el perro de nombre "Petardo", emblema de la oposición de la región andina de Potosí que ha usado al can para hacer campaña por el "No" a la posibilidad de la reelección de Morales.

 

PUB/IAM