Estados Unidos e Irán procedieron este sábado a un intercambio de prisioneros sin precedentes, al liberar Teherán a cuatro iraníes-estadounidenses y Washington indultando a siete iraníes, seis de ellos con doble nacionalidad, informó un responsable norteamericano.

Según los términos de este compromiso, a otros 14 iraníes les fueron retirados los cargos que la justicia estadounidense mantenía contra ellos, precisó este responsable, en momentos en que Estados Unidos, otras grandes potencias e Irán se encontraban reunidos en Viena para poner en práctica el esperado e histórico acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

"Hemos ofrecido el indulto a siete iraníes, seis de los cuales tienen la doble nacionalidad y son también ciudadanos estadounidenses, que habían sido condenados o estaban a la espera de juicio en Estados Unidos", señaló la fuente.

Al mismo tiempo "Estados Unidos también eliminó todos los pedidos a Interpol de emitir una circular roja (de captura) y desestimó los cargos contra 14 iraníes cuyas solicitudes de extradición eran poco probable que tuvieran éxito", agregó.

Los liberados en Irán son el exmarine Amir Hekmati detenido desde agosto de 2011; el pastor Said Abdeini (2012), el corresponsal del diario estadounidense Washington Post en Teherán Jason Rezaian (2014) y Nosratollah Khosravi-Roodsari, confirmó la fuente.

El acuerdo también compromete a Teherán a "continuar cooperando con Estados Unidos para establecer que pasó con Robert Levinson", un exagente del FBI desaparecido desde hace varios años en Irán.

El periodista Jason Rezaian había sido detenido en julio de 2014 acusado de "espionaje" y condenado a finales del año pasado a una pena cuya duración nunca fue divulgada.

El Washington Post celebró este sábado el anuncio de la liberación de su periodista hecha por Teherán.