Las autoridades egipcias investigaban la noche del viernes informes de que había humo en el avión de EgyptAir que se accidentó mientras volaba de París a El Cairo, poco antes de estrellarse en el Mediterráneo.

"Estamos investigando ese informe", dijo un alto funcionario de la aviación civil egipcia. "En este momento no podemos negarlo o confirmarlo".

El Wall Street Journal, citando a una fuente cercana al caso, dijo que mensajes automáticos de alerta indicaban la presencia de humo en la cabina del aparato y un aparente problema en el sistema de control de vuelo.

Los alertas, enviados automáticamente por los sistemas de computación del Airbus A320, se recibieron hacia las 2:26 a.m. del jueves hora local, justo antes de que los controladores aéreos perdieran contacto con el aparato, que transportaba 66 personas.

Asientos y maletas figuran entre los primeros elementos identificados el viernes.

Más de 36 horas después de la tragedia, "aviones y buques del ejército han encontrado efectos personales de los pasajeros y restos del aparato a 290 kilómetros al norte de Alejandría", precisó el ejército egipcio en un comunicado. "La búsqueda continúa, estamos sacando del agua todo lo que encontramos".

Las autoridades esperan que el material recuperado facilite la investigación sobre las causas del siniestro, que se produjo en condiciones meteorológicas favorables y con una tripulación experimentada.

PUB/SVM