El postulante republicano, que está a escasa distancia de convertirse en el abanderado de su partido, enfrenta duras protestas en ese estado de EEUU.

El millonario Donald Trump enfrentó otro momento difícil en relación con las protestas organizadas contra él, esta vez en California: el postulante republicano debió buscar una vía alternativa para poder entrar al hotel Hyatt Regency en Burlingame (San Mateo), donde tenía previsto brindar un discurso.

Bloqueado por los manifestantes, el magnate tuvo que buscar acceso por la parte posterior del edificio y recurrir a varias maniobras junto a su staff, que incluyeron trepar por un pequeño muro del recinto, según consigna el canal estadounidense CBS News.

La imagen del candidato saltando la muralla fue captada por una cámara de esa cadena situada en un helicóptero que sobrevolaba la zona.

"No fue la entrada más sencilla que he tenido", reconoció más tarde. "Sentí como si estuviera cruzando la frontera".

Trump mantiene entre sus promesas de campaña el compromiso de construir un enorme muro fronterizo entre EEUU y México con el objetivo de detener la inmigración, e incluso asegura que las autoridades aztecas ayudarán a financiar la idea.

Las primarias en California prometen convertirse en un momento decisivo en la competencia hacia la Casa Blanca. Si triunfa, el magnate podría conseguir el umbral que necesita en el número de delegados para convertirse en el candidato de los republicanos.

El viernes, centenares de opositores al empresario protestaron en Burlingame y lanzaron huevos contra la policía, mientras varias mujeres con el torso desnudo enarbolaban carteles contra el candidato derechista que decían "haz el amor y no un muro".

PUB/FD