Un barco procedente de Turquía cargado con ayuda para Gaza arribó este domingo a Israel, una semana después de que ambos países acordaran normalizar sus relaciones, envenenadas por el asalto mortal del ejército israelí a una flotilla humanitaria turca hace seis años.

El buque "Lady Leyla", que zarpó de Turquía el viernes, atracó en el puerto de Ashdod en la tarde del domingo, constató la AFP.

Ahora la mercancía debe ser descargada, inspeccionada y enviada a la Franja de Gaza, devastada por tres guerras en seis años y bajo bloqueo israelí desde hace una década.

La embarcación, con bandera de Panamá, contiene 11.000 toneladas de suministros, alimentos y juguetes, señaló la agencia estatal turca Anadolu.

Turquía había presionado inicialmente para lograr el fin del bloqueo israelí a Gaza como parte de las negociaciones para restablecer su relación con Tel Aviv, pero al final quedó fuera del acuerdo por la oposición israelí.

El compromiso final fue permitir que Ankara enviara ayuda a través del puerto de Ashdod en lugar de mandarlo directamente al enclave palestino.

Israel sostiene que el bloqueo es necesario para impedir que el movimiento islamista Hamas, que gobierna la Franja, reciba material con fines militares, pero numerosos actores internacionales, incluida la ONU, piden el levantamiento del bloqueo.

El partido gobernante en Turquía, el islamoconservador AKP, mantiene una relación amistosa con Hamas y el presidente Erdogan es un gran defensor de la causa palestina.

Las relaciones diplomáticas entre Turquía e Israel, tradicionalmente aliados regionales se degradaron, sin llegar a romperse, cuando en 2010 unos comandos israelíes asaltaron en aguas internacionales un buque fletado por una asociación humanitaria turca para llevar ayuda a Gaza y mataron a diez activistas turcos.

En el acuerdo de reconciliación también está previsto que Israel pague compensaciones de 20 millones de dólares a las familias de los fallecidos en el asalto.

 

PUB/IAM