Hillary Clinton podría ser la primera mujer en convertirse en candidata a la presidencia de los Estados Unidos y podría ser la primera en ser presidenta de la nación americana. Como mujer, ¿qué piensa al respecto?
-Por supuesto que sería más que bienvenida una primera mujer presidenta de Estados Unidos, pero tiene que ser la mujer correcta, una mujer con las ideas, el compromiso y el historial de Bernie. Debe estar comprometida con la clase obrera y la clase media de nuestro país. Eso es lo que necesitamos. Así que nunca me he centrado en ningún tipo de etiquetas, ya sea de género, clase social, raza, etnia. Cuando hablamos de políticos esencialmente, creo que es importante observar la persona en su totalidad.
Por ejemplo, ¿qué es lo que buscamos en un presidente?, ¿cuáles son sus antecedentes?, ¿tiene el compromiso y la capacidad de ponerse de pie, luchar y enfrentar la clase multimillonaria y las corporaciones de América? Creo que Bernie es quien tiene esa capacidad y el historial.
El “status quo” no es aceptable en estos momentos y ahora mismo los ciudadanos se están dando cuenta de eso. Lo que tenemos que hacer es poner el foco en el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Tomar en cuenta la realidad de la vida de la gente y que eso sea lo esencial al momento de la toma de decisiones.

Puerto Rico (parte de Estados Unidos) enfrenta una deuda de alrededor de $72 mil millones que el gobierno ha descrito como “impagable”. ¿Cuál es la posición de Bernie Sanders y que propone sobre el particular?
-La deuda de Puerto Rico es insostenible y hay que negociarla. También hay que crear empleos y atender el alto grado de pobreza. Esas serían las prioridades de Sanders respecto a la Isla como presidente y definitivamente atendería el problema.

La cantidad de puertorriqueños emigrando hacia los Estados Unidos supera la registrada en la década de 1950. ¿Qué piensa sobre esa emigración?
-No hay ningún problema con la inmigración a Estados Unidos en caso de que así lo deseen, pero si esa decisión de mudarse está siendo forzada por la situación económica y por una incapacidad de poder cuidar o mantener una familia en Puerto Rico, entonces hay que hacer algo para que esas familias sí puedan quedarse en sus hogares.
Muchos puertorriqueños que llegan a Estados Unidos se encuentran con problemas similares, porque también enfrentamos problemas de trabajo aquí. En West Virginia, donde estuvimos recientemente, tenemos personas abandonando el estado porque no tienen trabajo y ha aumentado la pobreza.
Somos el país más rico en el mundo, tenemos que abordar los problemas y asegurarnos de que las personas tengan la oportunidad de alcanzar ese potencial y crear un buen futuro para ellos y su familia. Todo eso necesita atenderse a través de política pública, tiene que haber inversión en la gente, en los estados, en los territorios, tiene que haber inversión en Puerto Rico y realmente tenemos que reconocer que esta es una prioridad para nosotros.

Varias encuestas han sugerido que Bernie Sanders es el precandidato demócrata favorito de los ciudadanos americanos entre los 18 y 29 años de edad. ¿Por qué cree que las personas jóvenes se han logrado identificar con la figura de Bernie Sanders y sus ideas?
-A ellos les gusta la autenticidad de Bernie, ven que es un hombre de integridad y les gustan sus ideas. El futuro de nuestra nación podría ser uno muy brillante si escuchamos las voces de todos los jóvenes de nuestra nación. Ellos no están aceptando el racismo, o el escepticismo o la desigualdad. Quieren que cada persona sea capaz de tener una buena calidad de vida y están dispuestos a luchar por ello. Están muy preocupados por nuestro planeta y quieren cambios rápidos sobre el asunto del cambio climático, quieren energía limpia, quieren combatir los alimentos genéticamente modificados.
Las ideas de Bernie resuenan con ellos y con cualquiera que las oye y observa lo que hemos hecho. Al principio Bernie tenía sólo un 3% de apoyo, pero en las encuestas ahora cuenta con el apoyo de entre el 48 y el 51 por ciento de las personas.

¿Pensaban que la campaña de Sanders alcanzaría tal apoyo?
-Siempre supimos que sus ideas resonarían en la mayoría de las personas, porque son ideas que buscan justicia para todos. La gente no debería estar viviendo en pobreza si están trabajando 40 horas a la semana, así que tenemos que alcanzar un sueldo mínimo federal de $15 dólares por hora.
Las personas no deberían tener que irse a quiebra, no deberían tener increíbles deudas por ir a la universidad y su potencial como estudiantes no puede ser minado porque no pueda pagar la universidad.
Tampoco debemos tener tantos problemas para obtener atención en el sistema de salud.
Todas estas ideas nacen de problemas comunes y siempre supimos que iban a resonar, pero no teníamos idea de lo bien que resonarían entre los jóvenes y ha sido muy sorprendente y emocionante porque demuestra que las ideas de Bernie, su agenda, es el futuro de nuestro país.

De convertirse en la primera dama de los Estados Unidos, ¿cómo le gustaría caracterizarse?
-Haría lo que siempre he hecho, centrarme en los niños y la familia y cómo mejorar su calidad de vida. Quiero mejorar el sistema de cuidado de los niños, promover la igualdad educativa, que todos tengan una buena educación sin importan donde viven.
Me enfocaría mucho en hacer de este el mejor país para criar un niño y tener una familia. Eso es lo que hice cuando trabajé con Bernie mientras fue alcalde en Burlington, Vermont, y desde entonces es una de las mejores ciudades para vivir, para tener una familia. Queremos trasportar eso a toda la nación.

Las primarias en Puerto Rico son el 5 de junio. ¿Visitarán la isla antes de esa fecha?
-Definitivamente, Bernie y yo estaremos allí.

PUB/FHA