El satélite fue lanzado a bordo de un cohete H-2A a las 17.45 horas (8.45 GMT) desde la estación espacial situada en la isla de Tanegashima, en la prefectura de Kagoshima (suroeste del país).

El lanzamiento estaba originalmente previsto para el pasado 12 de febrero pero tuvo que ser cancelado debido a las malas condiciones meteorológicas.

Con este son 24 lanzamientos exitosos consecutivos del H2-A, desarrollado por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (Jaxa) y Mitsubishi Heavy Industries.

El Astro-H tiene unos 14 metros de largo y pesa unas 2,7 toneladas, lo que lo convierte en el satélite más pesado lanzado hasta ahora por Japón.

El dispositivo, fabricado por Jaxa y la Nasa estadounidense y otras instituciones, orbitará a unos 580 kilómetros de altura y observará agujeros negros y agrupaciones galácticas distantes a través de sus detectores de rayos gamma y cuatro telescopios de rayos X.

Entre estos destaca el "Micro-calorímetro de rayos X", un instrumento de última generación que ostenta el mayor espectro para observar rayos X en el espacio diseñado hasta la fecha.

Los científicos esperan comenzar a obtener datos a gran escala a partir del próximo verano.

 

PUB/IAM