El secretario general de la OEA, Luis Almagro, advirtió en una carta este miércoles al presidente venezolano, Nicolás Maduro, que se transformará en un "dictadorzuelo" si impide el referendo revocatorio empujado por la oposición, tras lo cual el mandatario suramericano lo tildó de "basura y traidor".

En el punto más alto de una larga pugna entre la cabeza de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el gobierno venezolano, Almagro desechó todo lenguaje diplomático para frontalmente desafiar a Maduro a dejar que los venezolanos decidan en una consulta este año si permanece al frente del país petrolero.

"Que nadie cometa el desatino de dar un golpe de Estado en tu contra, pero que tú tampoco lo des. Es tu deber. Tú tienes un imperativo de decencia pública de hacer el referéndum revocatorio en este 2016", escribió Almagro en una severa carta abierta.

"Negar la consulta al pueblo, negarle la posibilidad de decidir, te transforma en un dictadorzuelo más, como los tantos que ha tenido el continente", continuó el diplomático uruguayo en su "mensaje" a Maduro.

El presidente venezolano fue igual de categórico.

"La basura y traidor del secretario Luis Almagro de la OEA y el jefe del Comando Sur (de Estados Unidos) estuvieron tres horas reunidos. Sé lo que hablaron. Tienen una obsesión con Venezuela", dijo Maduro durante un acto transmitido por la televisora gubernamental, un día después de acusarlo de estar al servicio de la CIA.

Pero Almagro acusó a Maduro de mentiroso y lo llamó a frenar la corrupción de su gobierno, liberar a los "presos políticos" y devolver el "legítimo poder" al Parlamento venezolano, dominado por la oposición, que ha visto sus competencias constitucionales reducidas por el Tribunal Supremo de Justicia.

"No soy agente de la CIA. Y tu mentira, aunque repetida mil veces, nunca será verdad", afirmó Almagro, que ha destacado por adoptar un rol más confrontativo al de su antecesor, el chileno José Miguel Insulza, desde que asumió hace un año las riendas del organismo regional.

El expresidente uruguayo José Mujica se inmiscuyó en la polémica tachando a Maduro de estar "loco como una cabra" y en defensa de su excanciller, señalando que Almagro "no es ningún traidor", sino un "abogado, esclavo del derecho", según un noticiero local.
- "Escoria imperial" -

La misiva de seis párrafos desató la furia de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien acusó a Almagro de odiar a Venezuela, tachándolo de "escoria imperial" en Twitter, con la etiqueta "#FueraAlmagro".

"¡Ud jamás dará órdenes a Venezuela!", aseveró Rodríguez, quien añadió que ante la "indignidad y falta de coraje", a Almagro "solo le queda cobijarse genuflexamente en las botas bélicas de su dueño estadounidense!".

En su carta, Almagro había desestimado las acusaciones: "No soy traidor ni de ideas, ni de principios", escribió.

"Pero tú sí lo eres, Presidente", dijo a Maduro.

"Traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, (...) y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", añadió Almagro.

En referencia a las sospechas de corrupción del gobierno venezolano, el secretario general de la OEA llamó a Maduro a "devolver la riqueza de quienes han gobernado contigo" y acabar con la "miseria, desasosiego y angustia" de los venezolanos, que viven con dramática escasez de alimentos, la inflación más alta del mundo, y cortes recurrentes de agua y electricidad.

Determinada a resolver esos problemas a través de un cambio de gobierno, la oposición afirma que recolectó 1,8 millones de firmas para pedir la activación del revocatorio contra Maduro -cinco veces el mínimo exigido-, y organiza protestas callejeras -como este miércoles- para exigir se acelere el proceso.

Pero el mandatario estimó inviable la iniciativa, y decretó un estado de excepción que otorga amplios poderes al gobierno.

Si el referendo se realiza después del 10 de enero de 2017 -cuando se cumplen cuatro años del actual mandato presidencial- y Maduro pierde, los dos años restantes los completaría el vicepresidente, designado por el mandatario. Si se realiza antes, se convocará a elecciones.
- "Ni me inclino ni me intimido" -

La situación venezolana ha despertado un debate en la OEA, con sede en Washington.

Almagro ha dicho que evalúa invocar la Carta Democrática Interamericana con el fin de convocar un Consejo Permanente del organismo que discuta gestiones diplomáticas para promover la "institucionalidad democrática" en Venezuela.

La canciller venezolana negó hace dos semanas ante el Consejo Permanente que la Carta pueda invocarse sin la aprobación de Caracas.

Pero Almagro le reiteró a Maduro que no planea desistir.

"Sé que te molesta la OEA y mi trabajo (...). Lamento informarte que ni me inclino ni me intimido", concluyó.

 

PUB/IAM