Una niña de 15 años decidió quitarse la vida en Fort Worth, Texas, luego de postear un bello mensaje en Instagram para sus familiares.

"Los quiero a todos, no los olvidaré nunca", escribió la joven en la red social acompañado de un foto de ella estilo "selfie".

Tras el mensaje, la niña identificada como Megan Whisenhunt se dirigió a la estación de trenes donde se lanzó a la vías, quedando gravemente herida.

Megan fue trasladada hasta un centro asistencial, pero producto de sus heridas falleció minutos más tarde.

Hasta el momento se desconocen las causas de la radical decisión de la niña.