Shirley Meléndez es una ciudadana peruana de 25 años que trabaja como animadora de eventos mientras estudia administración y que acudió al hospital estatal Guillermo Almenara de EsSsalud a tratarse un cálculo renal.

La joven llegó al recinto en enero de este año, en donde le realizaron tres intervenciones siendo dada de alta en marzo.

Sin embargo, días después volvió al establecimiento tras sufrir dolor al momento de orinar. "Ellos (médicos) deciden colocarme un catéter hasta el riñón en un ambiente que no se encontraba esterilizado", hecho que le habría provocado una infección generalizada según relató la mujer en el programa de televisión "Cuarto Poder".

Tras esto, Meléndez tuvo fiebre y los especialistas que la trataban la indujeron a un coma, decidiendo amputarle las piernas y brazos producto de la infección.

"Tres meses después, soy dada de alta, pero amputada de piernas y manos, aún con el problema de cálculos; y durante todo este tiempo, vengo exigiendo una explicación real de lo que pasó conmigo", indicó la joven.

Durante el programa se mostró un video de una conversación entre la mujer y el médico que la trató en donde reconoció que el catéter usado "tenía un germen". Sin embargo, negó esto al ser consultado por la televisora a cargo del espacio.

El hecho causó conmoción en Perú, al nivel que el presidente Pedro Pablo Kuczynski señaló en un mensaje grabado que "quiero expresar mi absoluta indignación por lo sucedido con Shirley Meléndez. Casos como este no pueden repetirse en nuestro sistema de salud".

PUB/CM