En un dictamen al que Efe tuvo acceso, el magistrado porteño Roberto Gallardo ordena que "se prohíba en el ámbito de la ciudad toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada, cualquiera resulte la forma jurídica o categoría habilitatoria bajo la cual la misma se estuviere ejecutando".

El juez considera que los controles que realiza el gobierno de la capital argentina a los establecimientos son "arbitrarios e ilegítimos" y que hay "omisiones".

La medida cautelar, que tiene vigencia inmediata, había sido solicitada por la Asociación Civil Vientos de Libertad, la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores y la Federación Universitaria de Buenos Aires (Fuba).

Estas organizaciones denuncian que se trata de un "modelo de negocio basado en poner en riesgo" a los jóvenes porque en los recintos se crea un "clima" de incitación al consumo de drogas y alcohol al manipular la temperatura y la humedad y añadir otros efectos, como el humo, según explicó hoy el abogado de Vientos de Libertad, Juan Grabois, al canal Todo Noticias.

Frente a esa postura, Osvaldo de Risso, vicepresidente de la Cámara de Empresarios de Discotecas y Entretenimientos de Buenos Aires (Cedeba), pidió al juez que "recapacite" porque es una decisión "descolgada", en declaraciones al mismo medio.

Gallardo da la razón a los denunciantes y especifica que "el tribunal pudo constatar, a partir de las denuncias contenidas en la demanda de autos, que en la mayoría de locales y 'boliches' denunciados se realizan fiestas electrónicas y otras actividades en incumplimiento a la normativa vigente y fuera de todo control por parte de las autoridades".

"Ante tal situación y frente al anuncio de la realización de eventos como los que aquí se cuestionan esta misma noche", el juez estima cumplidos los requisitos para establecer inmediatamente días "inhábiles" para estas actividades.

El dictamen incluye instrucciones a la Alcaldía de la capital argentina para que difunda la medida aunque podrá "exceptuar" a "los locales cuyas actividades ostensiblemente no se encontraren dentro de las previsiones de autos (peñas milongas y centros culturales entre otros), certificar dicho extremo y requerir al tribunal su exclusión de las previsiones impeditivas que anteceden".

La polémica respecto a las fiestas en Buenos Aires se intensificó desde mediados de este mes, cuando 5 jóvenes murieron por supuesto consumo de drogas de diseño en el festival de música electrónica Time Warp y otros 5 quedaron hospitalizados en estado muy grave.

 

PUB/IAM