La justicia boliviana dispuso este sábado la prisión preventiva en la cárcel pública de un exjefe militar de alto rango acusado de presuntos delitos de corrupción, en un inédito caso.

Fernando Zeballos, excomandante del Ejército y exviceministro de Defensa es acusado de haber firmado varios contratos para la construcción de obras que no llegaron a ejecutarse y que eran financiadas con recursos del programa gubernamental "Evo cumple", en alusión al presidente boliviano.

“En la lucha frontal contra la corrupción y la defensa de los intereses de la sociedad y del Estado, el Ministerio Público realizó una investigación acérrima y objetiva para que estos hechos no queden impunes”, señaló el Fiscal Departamental de La Paz, Edwin Blanco, en un comunicado de prensa.

La justicia boliviana considera que existen los indicios suficientes para establecer que Zeballos es, con probabilidad, autor de los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias, y contratos lesivos al Estado.

PUB/SVM