"Karol", un espectáculo musical sobre la vida del papa y santo Juan Pablo II, narrada a ritmo de pop, rock y jazz, pero también con algunas baladas, está en preparación en Polonia, su tierra natal.

"Al ver en París el espectáculo musical 1789. Los amantes de la Bastilla', tuve la idea de realizar una comedia musical sobre la vida de Karol Wojtyla", el nombre secular del papa Juan Pablo II, dijo a la AFP el autor del guión y de los textos de las canciones, Michal Kaczmarczyk.

Kaczmarczyk, de 35 años, representante de una generación a la que el papa Juan Pablo II marcó especialmente, cuenta que hizo cola durante quince horas horas para inclinarse frente al ataúd del pontífice en el año 2005 en Roma.

El espectáculo de dos horas, cuyo estreno está previsto para inicios de 2017, será ligero y recordará varias anécdotas sobre Karol Wojtyla, conocido por su sentido del humor.

La música, obra de Filip Siejka, un compositor autor de varios éxitos en Polonia, recuerda "los años locos" que corresponden al año del nacimiento del papa, en 1920, y luego los "años pop rock" que lo vieron acceder al papado en 1978.

Durante la representación, los espectadores podrán ver a un Karol adolescente en camiseta y bañador tras salir de su kayak. O cuando, ya siendo sumo pontífice, un prelado italiano que no dominaba el polaco le preguntó "¿Cómo va el perrito?", en lugar de "¿cómo va el papa?", y él respondió "guau guau".

- Llorar de emoción -

El público de Cracovia, donde el culto a Karol Wojtyla sigue estando muy presente, sin duda reirá tanto como llorará de emoción.

En el musical habrá también momentos solemnes, narrados en baladas. La canción llamada 'Alguien me ordena correr', inspirada en un poema de Juan Pablo II, cuenta por ejemplo sus dudas sobre la dura misión que siente que le ha encomendado Dios.

"Pedí una gota, recibí el Atlántico, pedí una piedra, recibí diamantes", canta el actor polaco, Jacek Kawalec, que interpreta al difunto papa. "Siempre tengo dudas, pero alguien me ordena correr (...) y no mirar hacia atrás", prosigue.

El espectáculo evoca también la relación que mantenía con su madre, que murió cuando el pequeño Karol tenía apenas nueve años, lo que según algunos biógrafos, explica su especial apego a la Virgen María.

Emilia Wojtyla, interpretada por Agata Nizinska, canta una 'Conversación con mi hijo', una especie de hoja de ruta profética para toda su vida. En esta canción, su madre le dice que vio en un sueño "un palacio desde el cual se pueden ver mil ciudades".

La estrella polaca Edyta Geppert cantará varias canciones de su repertorio que se integrarán en el espectáculo.

Quince actores interpretan los papeles principales, pero con los bailarines, cantantes y extras, la compañía cuenta con un centenar de personas.

Las audiciones no han terminando, aún se busca a un Karol de 10 años y a otro de 20.

Por el momento, ya están reservadas 500 entradas para el espectáculo, que se estrenará el 25 de febrero de 2017 en la sala Tauron Arena de Cracovia, según sus promotores.

 

PUB/IAM