El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró hoy en Bagdad que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha perdido en Irak un 40 % del territorio que llegó a controlar en 2014, cuando proclamó un califato.

"La organización Dáesh (acrónimo del EI en árabe) ha perdido un 40 % del territorio que una vez ocupó", dijo Kerry durante una conferencia de prensa en la que insistió en la importancia que su país da a la lucha contra los yihadistas.

"La liberación de Mosul (norte de Irak) está a la cabeza de las prioridades para Estados Unidos", declaró Kerry antes de precisar que el papel de su país en esta operación se centra en ofrecer ayuda y apoyo.

En este sentido, comentó que los aviones de la coalición internacional han atacado recientemente 1.200 objetivos petroleros del EI y mostró su convencimiento de que estas operaciones han afectado de manera importante a la financiación del grupo terrorista.

Sobre el proceso de renovación gubernamental lanzado por el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, a finales de marzo, Kerry aseguró que Washington se mantiene al margen.

"La reforma ministerial producida recientemente responde a una cuestión interna, y no vamos a desempeñar ningún papel en ella", subrayó el jefe de la diplomacia estadounidense.

El pasado 31 de marzo, el primer ministro entregó al presidente del Parlamento, Salim al Yaburi, una lista con los nuevos candidatos para formar un nuevo Gobierno, con el objetivo de que fuera sometida a votación en un plazo de entre una semana y diez días, que está a punto de vencer.

"No se ha pedido a Estados Unidos ninguna intervención en esta cuestión y mi visita estaba planeada antes de que se planteara el cambio ministerial", agregó Kerry, quien subrayó la necesidad de trabajar para lograr la estabilidad política y un Gobierno de unidad.

Asimismo alabó "el liderazgo excepcional" de Al Abadi a la hora de afrontar los retos económicos, políticos y de seguridad.