El aparato anunciado por el líder de Corea del Norte consistiría en un misil guiado por láser.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, aseguró que sus científicos consiguieron desarrollar un arma antitanque supuestamente "invencible" con el "mayor alcance del mundo".

El gobernante comunista, empeñado en reforzar su arsenal bélico pese a las difíciles condiciones económicas de su país, dijo que el nuevo dispositivo es capaz de destruir incluso los tanques con el blindaje más poderoso, los que no resisten más que una "calabaza hervida" ante sus disparos.

Tras haber asistido a los ensayos del aparato, descrito como un lanzamisiles portátil de guiado láser, Kim declaró que el arma es "tan precisa como un fusil de francotirador", informó este sábado la agencia oficial KCNA.

"Él indicó con gran satisfacción que incluso los tanques y los vehículos blindados de los enemigos, que se enorgullecen de su gran maniobrabilidad y de su potencia de fuego, sólo son una calabaza hervida ante nuestra arma antitanque", según la agencia.

Kim ordenó que el aparato comience a ser fabricado masivamente lo antes posible, para dotar de ella a las unidades fronterizas de las fuerzas armadas.

El régimen de Pyongyang dispone de 1,2 millones de militares en activo, en una población de 25 millones de personas. Sin embargo, la mayor parte de las armas norcoreanas están obsoletas y al ejército sufre de falta de combustible, según analistas.

El gobernante, último vástago de una prolongada dinastía, ha incluido entre las armas de sus Fuerzas Armadas distintos modelos de misiles balísticos y artefactos nucleares.