Corea del Norte ha realizado pruebas de proyectiles antiaéreos que coinciden con la realización de la cita sobre seguridad nuclear en EEUU, que incluyó cuestionamientos a las pruebas atómicas realizadas por Pyongyang.

El máximo líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, expresó su "satisfacción" luego de una nueva prueba de un misil antiaéreo, enmarcada en una serie de lanzamientos de proyectiles que coincide con la realización de la Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington, vista como una "provocación" por el régimen de Pyongyang.

Las pruebas nucleares norcoreanas se transformaron en uno de los temas centrales de la cita internacional realizada en EEUU, lo que despertó la reacción del gobernante comunista.

Kim "dirigió el test de un sistema antiaéreo guiado de un nuevo tipo", y "bajo su observación fueron lanzados cohetes antiaéreos que impactaron con precisión en falsos blancos aéreos enemigos", informó la agencia oficial KCNA.

El número uno norcoreano "expresó su gran satisfacción por este test coronado por el éxito", una nueva demostración contundente, según él, del rápido crecimiento de la capacidad defensiva del país

Desde hace un mes, Kim ha supervisado varios ejercicios militares, entre ellos pruebas de misiles balísticos de alcance medio, de un sistema lanzacohetes múltiple y de artillería de largo alcance, como respuesta a las maniobras militares conjuntas realizadas como todos los años por Corea del Sur y su aliado EEUU.

En Washington, el presidente Barack Obama subrayó el jueves la necesidad de "aplicar con vigilancia las fuertes medidas de seguridad de la ONU" sobre Corea del Norte, tras la cuarta prueba nuclear realizada en enero pasado y el disparo de un proyectil con capacidad intercontinental.

PUB/FD