El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski respalda el proyecto para que un tren bioceánico que uniría las costas de Perú y Brasil atraviese territorio de Bolivia, dijo a su llegada el viernes a Sucre, para participar en un gabinete bilateral.

El mandatario peruano, que fue recibido en el aeropuerto de la capital boliviana por el canciller David Choquehuanca, consideró que "el corredor bioceánico, a mi juicio, como lo dije en China hace poco, debería pasar por Bolivia, en vez de por la selva brasilera".

Llegado al aeropuerto, Kuczynski mudó un impecable traje formal por un poncho y una montera (colorida gorra hecha de pellejo de res), el traje tarabuqueño, tradicional de esta región boliviana, en el sureste del país, de origen quechua.

Junto con su colega anfitrión Evo Morales, Kuczynski encabezará una sesión de un día de un gabinete binacional en el que "vamos a conversar de varios temas de acuerdos pasados que debemos que activar y acuerdos nuevos como, por ejemplo, el corredor bioceánico".

Morales destacó en Twitter la presencia de Kuczynski en Bolivia "para seguir forjando la unidad de nuestros pueblos".

El proyectado corredor ferroviario Perú-Bolivia-Brasil está destinado a unir puertos peruanos en el sur del Perú, en el Océano Pacífico, con el Puerto Santos de Brasil, en el Océano Atlántico, a través de Bolivia.

Un trazo inicial planteado por China, que se ofreció como financista, no contemplaba el paso por Bolivia.

El mes pasado, tras visitar China, Kuczynski pidió que el proyecto de tren bioceánico Perú-Brasil sea evaluado con mayor profundidad, debido a que demandaría una inversión de 60.000 millones de dólares, de los cuales 35.000 millones deberían ser cubiertos por Perú.

Bolivia asegura que la vía férrea costaría solamente unos 10.000 millones de dólares si se decide que pase por su territorio.

 

PUB/IAM