El candidato Pedro Pablo Kuczynski recibió el lunes el apoyo clave de la izquierdista Verónika Mendoza, quien quedó tercera en la primera vuelta y goza de un importante apoyo popular, para enfrentar a la favorita Keiko Fujimori en el balotaje del 5 de junio en Perú.

"Voy a votar contra la señora Fujimori (...) hoy votar en blanco o viciado favorece a Keiko en el conteo final de votos. Por eso, para cerrarle el paso a fujimorismo, sólo queda marcar PPK" (acrónimo de Pedro Pablo Kuczynski), dijo Mendoza en un video difundido en redes sociales.

Mendoza, del izquierdista Frente Amplio y que ha colocado 20 legisladores en el Congreso en los comicios del 10 de abril, justificó su apoyo a PPK, pese a que se trata de un candidato con el que difiere en temas programáticos, sobre todo económicos.

"El sueño de un país más justo está amenazado por el fujimorismo que quiere volver (...) Cuando estuvieron en el gobierno, no les importó robarnos a todos los peruanos miles de millones (...) no les importó matar a los que no pensaban como ellos, no les importó esterilizar a miles de mujeres a la fuerza, no les importó comprar a la fuerza y a los congresistas para hacer lo que le daba la gana", dijo Mendoza.

Keiko Fujimori es hija del expresidente Alberto Fujimori(1990-2000), quien cumple desde 2009 una condena por crímenes de corrupción y lesa humanidad, estos últimos vinculados a un escuadrón de la muerte que ultimó a 25 personas, entre ellas un niño, en las matanzas conocidas como La Cantuta y Barrios Altos, durante la guerra interna en el país.

En su gestión Fujimori padre dio un golpe con el que tomó el control de todas las entidades del Estado. En su período también se realizó una campaña de control de la natalidad en el que cientos de mujeres, sobre todo de sectores pobres del país, fueron esterilizadas sin su consentimiento.

Favorita para convertirse en la primera presidenta del Perú y con un partido que ha logrado mayoría absoluta en el Congreso, Fujimori tiene a su financista y hasta hace poco secretario general de su partido Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, investigado por lavado de dinero.

Una denuncia periodística aseguró que también es investigado por la oficina antidrogas de Estados Unidos (DEA), hechos que ella desmiente, aunque Ramírez se apartó del cargo.

"Keiko está rodeada de gente procesada por corrupción y vínculos con el narcotráfico, y no le importa. ¿Con qué autoridad moral podría combatir la delincuencia y el narcotráfico?", agregó Mendoza, y aclaró que será una oposición fiscalizadora.

PPK hizo un llamado a todas las fuerzas políticas para "cerrar el paso al fujimorismo". También cuenta con el respaldo de Julio Guzmán y César Acuña, quienes en algún momento fueron favoritos en la contienda pero fueron expulsados de la contienda por faltas a la ley electoral.

 

PUB/IAM