• Alíado de Temer asume como nuevo presidente de la Cámara de Diputados en Brasil

La noche del 31 de marzo de 1964, un grupo de altos mandos militares liderados por el general Olímpio Mourao Filho y apoyados por Estados Unidos, cometieron un golpe de Estado en contra del presidente Joao Goulart. Se iniciaba así una época oscura en la historia de Brasil, que duraría hasta 1985.

En ese momento Cesar Maia tenía 19 años y estudiaba Ingeniería en la Universidade Federal de Ouro Preto de Minas Gerais. Ahí empezó siendo militante de izquierda del movimiento estudiantil, para luego entrar al Partido Comunista Brasileño. Después del golpe fue detenido, y en 1968 fue exiliado a Chile, siendo acogido por los gobiernos de Eduardo Frei Montalva y de Salvador Allende.

En Chile continuó sus estudios de Ingeniería en la Universidad de Chile y conoció a quien sería su mujer, Mariângeles, con quién el 12 de junio de 1970 tendría gemelos. Uno de ellos se llama Rodrigo Maia, y hoy ha sido elegido para ser el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil.

La familia volvió a Brasil en 1973, poco antes del golpe de Estado de Augusto Pinochet. Como tenía cuentas pendientes con la justicia militar en su país, Cesar Maia fue detenido en el aeropuerto. Luego, rearmó su vida política e integró diferentes partidos políticos hasta el retorno a la democracia en Brasil, en 1985.

Rodrigo Maia, por su parte, fue elegido a los 26 años (1996) y luego de haber trabajado en varios bancos de su país, como Secretario de Gobierno de la Prefectura de Río de Janeiro. Así empezó su carrera política, la que le llevó a militar en el partido de derecha Demócratas, ser aliado de Michel Temer y liderar la Cámara de Diputados en uno de los momentos más delicados de la historia política reciente de Brasil.

PUB/FHA