La aparición de Clara Anahí se convirtió en la gran noticia del último tiempo en Argentina. Sin embargo, la alegría se frenó al verificarse con resultados en mano que la mujer que se identificó como la nieta de María "Chicha" Mariani finalmente no era. ¿Quién es esta mujer? ¿Por qué aseguró ser una de las personas más buscadas en suelo trasandino? Esas son preguntas que tienen pendiente su respuesta.

La búsqueda de Clara Anahí, la cual se desarrolla desde hace 39 años, continúa en el país vecino tras el duro golpe sufrido por esta abuela de 91 años luego que se desmintiera su hallazgo.

"Se va a seguir trabajando como siempre en la búsqueda de la memoria, verdad y justicia", dijo este sábado el portavoz y biógrafo de "Chicha" Mariani, Juan Martín Padilla, en conferencia de prensa.

Padilla explicó que Mariani, quien no estuvo presente en la conferencia, "está muy triste y dolorida".

La noticia de la aparición de Clara Anahí, robada hace 39 años durante la dictadura argentina tras el asesinato de su madre, había sido difundida el jueves, en víspera de Navidad, por la Fundación Anahí, dedicada a su búsqueda.

El anuncio, que conmovió a los argentinos (el presidente Mauricio Macri expresó incluso su alegría en la red social Twitter) se basó en un análisis genético privado aportado por la mujer de 39 años, que alegaba ser la nieta de "Chicha" Mariani y que supuestamente había dado 99,9% de compatibilidad "tras un riguroso mecanismo de determinación", según el parte de la Fundación Anahí.

Se divulgaron unas fotos de un encuentro entre ambas y la propia Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, se mostró ilusionada y se dijo feliz.

Giro inesperado

Sin embargo, luego pidió cautela en un comunicado al aclarar la necesidad de una confirmación por parte del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), la única institución reconocida oficialmente para llevar a cabo esta tarea.

La alegría duró poco. En el mismo día de Navidad, en un giro inesperado, la Unidad Especializada en casos de Apropiación de Niños y Niñas informó que dos análisis genéticos oficiales descartaban que se tratara de Clara Anahí.

Un comunicado firmado por el fiscal general Pablo Parenti, a cargo de la Unidad Especializada, precisó que hay dos estudios que desmienten el hallazgo, uno de principios de 2015 y otro este mismo viernes, realizados por el BNDG.

"Ambos informes son concluyentes en cuanto a que no hay correspondencia entre el perfil genético de esta joven con el grupo familiar de Chicha Mariani ni con el resto de familias que aún buscan niños apropiados", indicó.

"Error comunicacional"

"Fue un error comunicacional bien intencionado de personas que quieren mucho a 'Chicha' Mariani", dijo Padilla en conferencia de prensa.

Agregó que la persona de la Fundación Anahí que había firmado el comunicado divulgando el anuncio "se dejó llevar por la emoción de una persona que se acercó con un informe que daba resultado positivo" en las pruebas genéticas.

A pesar del revés, Padilla fue enfático en afirmar que la búsqueda continúa.

"Desde esta casa se va a seguir trabajando como siempre en la búsqueda de la memoria, verdad y justicia", señaló.

El caso Clara Anahí es emblemático pues se conoció en todo el mundo a través de la difusión de unas cartas abiertas que "Chicha" Mariani escribió a su nieta.

El 24 de noviembre de 1976, Clara Anahí, una beba de apenas tres meses, fue secuestrada por un policía, luego de que su madre, Diana Teruggi, fuera asesinada junto a otros tres militantes de la agrupación guerrillera Montoneros (izquierda peronista), durante una violenta redada policial en su hogar de La Plata.

Daniel Mariani, el hijo de Chicha, quien no estaba en su casa ese día, fue abatido a balazos ocho meses después.

Una foto de Clara Anahí de bebé fue replicada durante décadas en cada cumpleaños de la niña, mientras las redes sociales se han hecho eco de la búsqueda de la ahora mujer de casi 40 años.

"A los 91 años mi aspiración es abrazarte y reconocerme en tu mirada, me gustaría que vinieras hacía mí para que esta larga búsqueda se concretara. Es el mayor anhelo que me mantiene en pie el que por fin nos encontremos", había escrito Mariani en marzo pasado.

A diferencia de Clara, la mayoría de los 119 nietos recuperados nacieron mientras sus madres, luego desaparecidas, estaban en cautiverio en uno de los más de 500 centros clandestinos instalados en el país durante el régimen dictatorial.

Así se vivió el hecho en la familia

“Al tratarse de 'Chicha', con tantos años de lucha y de nietos y nietas recuperados, nadie puso en duda que no fuera" su nieta, señaló Marco Teruggi, primo de Clara Anahí, al hablar telefónicamente con la AFP este domingo desde Argentina.

"Todos nos acercamos a la casa con la certeza de que había aparecido. Preparamos el almuerzo familiar y todo iba encaminado a empezar a construir lo que se venía a partir de ese momento: una familia con Clara".

-¿Cómo fueron los hechos?

-Se presentó una muchacha que se venía haciendo análisis desde hace meses y que llevó un resultado positivo de un laboratorio privado de Córdoba. Después, con el transcurso de las horas, se fue viendo que esos análisis no cumplían con todas las regularidades, como lo que respecta a la custodia de las muestras (...) Había tres pruebas que decían que "no" y una que decía que "sí", pero que no tenía las condiciones suficientes como para afirmar que fuera ella.

-¿Con qué muestra de sangre se comparó la prueba que dio positivo?

-Con la de la familia Mariani. Y con la familia Teruggi ella tenía un comprobante de un laboratorio de Rosario que también le daba positivo, y negativo con Mariani. Ante eso se toma la decisión de dar marcha atrás en el anuncio de que era Clara Anahí y surgen un montón de preguntas alrededor de la muchacha.

-¿Qué preguntas?

-Digamos que hay muchas chicas que buscan su identidad y que desean ser Clara Anahí, y lo digo con todo el cuidado. Esto tiene que ver con que es una figura muy pública de la historia y que hay cierto deseo de poder ser (ella).

-¿La conociste a ella?

-Sí, yo, mi padre y mis tíos.

-¿Cómo la describirías?

-La cuestión es que al hacerse pública la noticia tan rápidamente, y al hecho de que la Fundación Anahí funciona en la propia casa de "Chicha", fue mucha gente a conocerla. Así que nunca pude sentarme a conversar tranquilamente con ella para conocer toda su historia. Había mucha gente abrazándola: mi padre, mis tíos, mis primos... Es muy difícil pensar en esos momentos, la necesidad es de verla y de abrazarla.

-¿Llegaste a encontrarle un parecido físico con sus padres?

-En un momento algunos decían que sí, algunos tíos dudaban, y había personas que decían que eso suele pasar en estos encuentros.

-¿Le llama la atención a la familia el silencio de Abuelas de Plaza de Mayo?

-Creo que la cautela de Abuelas fue porque no estaba el resultado oficial del Banco Nacional de Datos Genéticos. Y al no estar ese papel sobre la mesa, nadie podía salir a pronunciarse, a menos que lo hiciera la propia "Chicha". Efectivamente hubo un apresuramiento.

-¿Cómo está "Chicha" ahora?

-Cansada, profundamente golpeada. Sé que se va a recuperar y que va a continuar la búsqueda. Los familiares seguiremos a su lado acompañándola (...) Me animaría a decir que esto va a demandar unos días de reposo. Sabemos que 92 años no son poca cosa. Ya venía con un cuadro natural (de salud) para su edad y para una persona que ha hecho semejante búsqueda.

PUB/CM