El Ejecutivo mexicano lleva a cabo el martes en el balneario de Cancún el primero de cinco foros convocados en distintas zonas del país para debatir sobre el uso de la marihuana y diseñar nuevas políticas públicas al respecto.

El presidente Enrique Peña Nieto convocó al debate después de que la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional en noviembre pasado la prohibición absoluta del consumo personal de la hierba en la legislación y autorizó a cuatro querellantes usarla con fines recreativos.

El debate será publico y contará con la participación de expertos nacionales y extranjeros, académicos, representantes de organizaciones civiles y servidores públicos.

El primer foro analizará las alternativas regulatorias de la marihuana bajo una perspectiva de salud pública y prevención de adicciones.

El segundo encuentro se llevará a cabo el 23 de febrero y estará enfocado en ética y derechos humanos, el tercero abordará el 8 de marzo aspectos económicos y de regulación, y el cuarto debatirá sobre seguridad ciudadana el 22 de marzo.

El quinto y último foro, a celebrarse el próximo 5 de abril en la Ciudad de México, analizará todos los temas abordados en los anteriores encuentros.

El titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola, dijo hoy que el foro de Cancún se iniciará con una presentación magistral de un experto y después comenzarán los trabajos en mesas simultáneas, cada una con alrededor de 12 personas.

"Al día de hoy tenemos casi cerradas cinco mesas", apuntó Arriola tras destacar que entre los participantes, quienes se inscribieron a través de un mecanismo creado por la Secretaría de Gobernación, hay expertos de varias disciplinas y con posiciones divergentes.

Las relatorías de los foros se pondrán a disposición de la opinión pública para consulta, y serán enviadas al Congreso para contribuir al debate en esa institución, donde este lunes comenzaron audiencias públicas para abordar el mismo tema.

Aunque Peña Nieto ha dicho que rechaza de "forma categórica" el consumo y la legalización de la marihuana, admitió que no es el "dueño único de la verdad" y por ello convocó a un amplio debate para que los expertos arrojen luces sobre el camino a seguir.

Además, el Gobierno mexicano realizará consultas internacionales para recoger las experiencias de otros países en la materia y analizar su impacto en el contexto mexicano.

A través de sus embajadas impulsará un diálogo bilateral con naciones estratégicas, a fin de recabar datos duros y evidencia empírica sobre las implicaciones de diversas políticas públicas aplicadas en otras naciones.

Según el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, todo ello permitirá al Ejecutivo definir en los próximos meses su política para hacer frente a un fenómeno que afecta diferentes espacios y aspectos en la vida de millones de mexicanos.

El Gobierno mexicano busca llegar a la sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre las drogas, a celebrarse en abril próximo, con una postura definida.

 

PUB/IAM