La jefa de gobierno escocesa Nicola Sturgeon anunció que viajará a Bruselas este miércoles para conversar con líderes del parlamento europeo y el jefe de la Comisión Europea y que estaba "absolutamente resuelta" a defender la permanencia de Escocia en la UE.

"Mañana visitaré Bruselas para exponer la posición y los intereses de Escocia" dijo Sturgeon ante el parlamento escocés.

Y aludiendo al histórico voto de separación del Reino Unido respecto a la UE, añadió: "Mientras dure todo esto estoy absolutamente resuelta a proteger las relaciones de Escocia con la UE".

Un 62% de los escoceses votaron contra el Brexit, que provocó la dimisión del primer ministro británico David Cameron y conmocionó a mercados bursátiles y a las capitales europeas.

"El gobierno escocés no estaba interesado en un referéndum sobre nuestra adhesión a la UE" recordó Sturgeon, líder del partido nacionalista escocés.

"No queríamos este resultado" recordó Sturgeon.

Cameron debe invocar el artículo 50 del tratado de Lisboa que abre la puerta a dos años de negociación para salir de la UE, tras cuatro décadas de pertenencia del Reino Unido, recordó Sturgeon.

Mientras eso no suceda "es vital que aprovechemos todas las oportunidades que tengamos para garantizar que la voz de Escocia es escuchada", añadió.

Sturgeon afirmó ante el parlamento, reunido en sesión especial, que ha mantenido conversaciones con el jefe de gobierno de Gibraltar, cuyos habitantes votaron en un 95% en favor de la permanencia en la UE, y con el primer ministro irlandés.

Escocia votó en un referéndum sobre la independencia en 2014 por permanecer dentro del Reino Unido bajo la premisa de que tenía un acceso libre e irrestricto al mercado europeo, recordó la jefa de gobierno.

Esa situación ha cambiado ahora, y por ello, "todas las opciones deben ser examinadas" incluido un segundo referéndum de independencia en Escocia.

"Para garantizar que la opción de un referéndum dentro del marco de las negociaciones del Reino Unido es viable, prepararemos la legislación inmediatamente", advirtió.

Ese referéndum podría celebrarse dentro de los dos años de negociación de salida del Reino Unido de la UE, explicó Sturgeon.

Una posible solución para el rompecabezas de Escocia, Gibraltar o el Úlster, que votaron contra la salida, sería "heredar" el estatuto de pleno socio del Reino Unido, de forma que no habría una interrupción de la membresía, según analistas.

PUB/IAM