El rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej falleció este jueves tras más de 70 años de un reinado que le convirtió en el monarca más longevo en el trono, y sumió a Tailandia en una era de gran incertidumbre por su estatus de padre de la Nación.

Cientos de personas se congregaron en el hospital Siriraj  donde estaba internado el rey y cuando las cadenas de televisión interrumpieron su programación, cambiándola por una pantalla gris, la gente rompió en llanto, asegura Bo Bluebeaury, periodista tailandesa.

El primer ministro Prayut Chan-ocha, se dirigió a la nación en un mensaje televisado en el declaró un año de luto oficial -los funcionarios deberán vestir de negro- y ordenó que se arrien las banderas a media hasta durante todo un mes.

"Es difícil de explicar por qué le queremos tanto. El rey ha hecho muchas cosas por el país. Visitó cada rincón del país para ver lo dura que era la vida para la gente, en especial las zonas más pobres del país. No le conocí en persona, pero me hubiera encantado", asegura Bluebeaury.

"Estamos en un momento muy triste. El gobierno seguirá las reglas,  ya que el rey nombró a su hijo como heredero" , señaló. Según dispone la legislación local, el príncipe heredero Vajiralongkorn, de 64 años de edad -que ostenta esa posición desde 1972- asumirá el trono después de que el Consejo Privado Real y la Junta militar que domina el país presente su nombre de forma oficial ante un Parlamento que está sometido a los designios de los uniformados.

El príncipe Vajiralongkorn  por su parte, pidió un periodo de duelo antes de ser coronado para compartir el duelo con todos los tailandeses. 

Vajiralongkorn no goza del mismo prestigio que su padre y hasta ahora vivía la mayor parte del tiempo en Alemania. Una situación creada, en parte, por el hecho de que la mayoría de los tailandeses no han conocido otro monarca que Bhumibol, considerado una figura casi divina, a pesar de ser un monarca constitucional y con poderes limitados. Un ascendente logrado por medio de una autoridad moral generada con astucia, la cooperación de los medios de comunicación y el patrocinio de planes de ayuda social.

Bo asegura que  Vajiralongkom será un buen rey. " Él ha trabajado en muchos proyectos  para los tailandeses y seguirá la línesa de trabajo de su padre".

En esta sociedad budista, el rey ha conservado su imagen tutelar y protectora de sus súbditos.Lo distintivo del noveno de los Rama era su incuestionable popularidad, que incluía la creencia de que era capaz de obrar milagros y que Thongthong atribuye entre otros factores a la larga duración de su reinado, el más longevo de la historia tailandesa.

Tailandia, un país moderno, que constituye la segunda economía del sureste asiático, por detrás de Indonesia, es una nación dividida  donde la inestabilidad política es casi tradición: el reino ha sufrido 19 golpes de Estado -12 de los cuales tuvieron éxito- desde que la monarquía absoluta fue abolida en 1932.

La última década de su reinado estuvo marcada por una gran inestabilidad política, con dos bandos enfrentados: las élites ultramonárquicas (identificadas como los "amarillos") y los partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra (los "rojos").

El último de una larga serie de golpes de Estado se llevó a cabo en nombre de la salvaguardia de la monarquía por unas fuerzas armadas preocupadas por blindar la escena política al acercarse la sucesión.

Mañana a la 1 de la tarde(hora local)  será la procesión del funeral del Rey desde el hospital de Siriraj al palacio real, anunció Bluebeaury.

PUB/IAM