El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió hoy que los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil constituyen una emergencia sanitaria de alcance internacional. 

A pesar de señalar que ha sido una decisión extremadamente difícil, declararon que el virus del Zika por sí solo no es considerado un problema internacional de envergadura. Sin embargo, los casos de microcefalia sí que preocupan a estos expertos. Y aunque el organismo reconoce que todavía no hay una evidencia científica que demuestre la relación entre la infección y los casos de microcefalia de los hijos de madres afectadas, señala que no pueden esperar a tener una prueba para iniciar medidas de salud pública.

Así lo anunció en rueda de prensa la directora general de la institución, Margaret Chan, quien dijo "que los casos de microcefalia y otros desórdenes neurológicos por sí mismos, por su gravedad y por la carga que conllevan para las familias constituyen una amenaza por sí sola y por eso he aceptado la recomendación del Comité".

PUB / DIG