La oposición venezolana convocó a una marcha el miércoles para exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) que acelere el proceso de activación del referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a sus seguidores a movilizarse hacia las sedes regionales del CNE, acusado por la oposición de servir al gobierno y de usar tácticas dilatorias en el proceso de activación de la consulta.

"Marcharemos de forma cívica y pacífica hacia las sedes del CNE, para exigir que cumpla con los lapsos del referendo revocatorio", aseguró el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba.

El pasado 3 de mayo, la MUD entregó 1,8 millones de firmas al organismo electoral para pedir la activación del referendo, aunque la ley exige sólo unas 200.000, correspondientes al 1% del padrón electoral.

El lunes vencía el plazo legal para el conteo de las firmas, pero luego el CNE debe convocar a los firmantes a validar sus rúbricas con la huella dactilar, para lo cual establece otro lapso de cinco días.

"Los venezolanos estamos esperando que nos digan a dónde vamos a ir a validar nuestra firma (...) La movilización es para exigir respeto a la Constitución y a las normas, para que den respuesta sobre el proceso del revocatorio", afirmó el ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles.

Jorge Rodríguez, titular de una comisión designada por Maduro para monitorear el proceso, denunció el lunes un "fraude" en las firmas que entregó la oposición para activar la consulta y estimó que la consulta no podría realizarse este año.

Según Rodríguez, "más del 11% de las planillas" que contienen las firmas "están incompletas", pero hasta ahora el CNE no se ha pronunciado sobre esta primera fase del proceso.

El funcionario, quien anunció otra manifestación chavista para el miércoles pero contra una ley de vivienda aprobada por la oposición, advirtió además que el oficialismo pedirá al CNE que detenga el proceso de evaluación de firmas, si se presenta algún desorden o acto de violencia.

Para convocar el referendo, la oposición deberá recolectar cerca de cuatro millones de firmas en tres días. En tanto, para revocar a Maduro el "sí" debería lograr más de los 7,5 millones de votos con los que fue elegido el mandatario en 2013.

 

PUB/IAM