La isla Sentinel del Norte es uno de los mayores misterios del mundo. El remoto lugar perteneciente al archipiélago de las Islas Andamán en la India permanece ajeno a la tecnología, las redes sociales y a hechos tan básicos como la energía eléctrica y el agua potable.

Esto debido a que en dicho lugar habita una de las tribus menos conocidas del mundo, la cual reside en el área hace miles de años y que aleja a toda persona que se le ocurra anclar en la zona.

Tras el tsunami ocurrido en la zona el 2004, aviones y buques rodearon por el lugar para verificar en qué estado se encontraba la isla. Y desde el aire lograron apreciar como los aborígenes les disparaban flechas y lanzaban piedras, por lo que desistieron de avanzar más.

En tanto, el 2006 dos pescadores decidieron ir a trabajar en dicha zona. Un gran error, pues ambos fueron asesinados por los indígenas.

Por este motivo, dados a conocer por un reportaje del medio inglés Daily Mail el año pasado y que sigue siendo la aproximación más cercana a la vida de los habitantes de la isla, la India decidió crear una zona de exclusión de tres millas para evitar que nuevas tragedias ocurrieran.

De esta manera, el conocimiento que se tiene sobre la tribu es ínfima. No se sabe su idioma ni creencias y se cree que continúan viviendo en la Edad de Piedra. Asimismo, no existen fotografías de buena calidad de ellos, debido a los peligros que existen de acercarse al lugar.

Entre los datos recopilados en el último tiempo, se calcula que en la isla de 72 kilómetros de extensión y que habitan entre 40 y 500 personas. Pero todo esto es en base de suposiciones, ya que en los 200 años de conocimiento que se tiene del lugar, todavía no existen personas del mundo occidental que hayan pisado el suelo de la Sentinel del Norte.

PUB/CM