A un día del crucial referendo en el que los británicos decidirán si este país continúa o abandona la UE, el escritor reveló que la monarca había planteado recientemente esa cuestión, en declaraciones a la web de la publicación "The Daily Beast".

Desde el palacio de Buckingham -residencia oficial de la soberana en Londres- un portavoz oficial indicó hoy que "la reina está por encima de la política y actúa siguiendo el consejo de su Gobierno en asuntos políticos".

"El referéndum es un asunto que tienen que decidir los británicos", señaló esa fuente.

En declaraciones a la agencia británica de noticias Press Association (PA), Lacey restó hoy importancia a la cuestión, al indicar que "a la reina le gusta mantener debates saludables en el transcurso de una cena" y que "se trató simplemente de una pregunta".

El escritor observó que Isabel II, de 90 años, "es consciente de las complejidades que hay sobre este tema en las diferentes partes del Reino Unido".

Lacey, autor de libros como "Una breve vida de la reina" y "Vida y reino de Isabel II", agregó que la soberana "es muy cuidadosa a la hora de no traicionar cualesquiera que sean sus opiniones personales sobre este asunto. Y lo mismo se puede decir de su marido (el duque de Edimburgo)".

Hace tres meses, la soberana se vio involucrada en una polémica similar, cuando el tabloide "The Sun" indicó que ésta había afirmado en una recepción que la UE avanzaba "por el camino equivocado" y destacó en su portada que la monarca apoyaba el "brexit".

Según determinó posteriormente la Organización Independiente sobre Normas de la Prensa (Ipso, por sus siglas en inglés), que regula la buena práctica periodística británica, ese periódico sensacionalista incumplió una cláusula relativa a la precisión informativa al titular de forma "inexacta" y "engañosa".

 

PUB/IAM