Los ciudadanos turcos atendieron el llamado del presidente Recep Tayyip Erdogan y salieron a las calles para rechazar el golpe de Estado propiciado por militares.

Una gran cantidad de personas colmaron las calles con banderas turcas para enfrentar a los golpistas.

Posteriormente, el mandatario se dirigió a la nación y confirmó que el golpe de Estado ha fracasado.

Este sábado una comitiva de unos 30 coches enarbolando banderas turcas han pasado por la ciudad kurda de Cizre festejando el fracaso del golpe.

 

PUB/IAM