La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró hoy el yoga de la India Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, informaron a Efe fuentes de esta institución.

La decisión fue adoptada por el Comité intergubernamental durante su reunión anual, celebrada en Adis Abeba, donde consideró que la filosofía subyacente a esta práctica "ha influido en numerosos aspectos de la sociedad de este país, que van desde la salud y la medicina hasta la educación y las artes".

La Unesco destacó la "unificación de la mente, el cuerpo y el alma para mejorar el bienestar mental, físico y espiritual de las personas" que lo ejercitan.

Esta práctica cultural se transmitía con arreglo al modelo de enseñanza maestro-alumno, pero actualmente hay monasterios (áshrams en hindi), instituciones educativas y centros comunitarios que también contribuyen a su transmisión.

El Comité intergubernamental de la Unesco se reúne una vez al año para examinar el funcionamiento de la Convención y examinar las candidaturas de inscripción en sus Listas.

La undécima reunión del Comité, que se celebra en Etiopía, es la cuarta organizada en el continente africano, tras las de Argel (2006), Nairobi (2010) y Windhoek (2015).

PUB/IAM