Un joven ladrón escapaba junto a su cómplice y para evitar a las autoridades, se escondió en un tanque de agua, de donde no salió con vida